Cielo Gómez, indígena que triunfa en EEUU


24/08/2019


Pudo haber sido diputada migrante en 2015

Isaí López/Tuxtla Gutiérrez/San Cristóbal Press/a 24 de agosto de 2019.-Cielo Magdalena Gómez López, una mujer indígena tseltal llena de éxito en los Estados Unidos, a donde llegó a los 14 años de edad, procedente de su pueblo natal Tenejapa, en los Altos de Chiapas, hija de padres profesores bilingües, su infancia estuvo llena de pobreza, junto a sus hermanos, a quienes su padre abandonó cuando ella tenía 11 años de edad.

Participó en un encuentro nacional de los pueblos originarios del país en la Ciudad de México y aceptó la entrevista telefónica con El Heraldo de Chiapas, dijo sentirse orgullosa de sus orígenes, de los retos y desafíos a los que se ha enfrentado.

Radica en Tampa, Florida, ha sido certificada por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) y la Universidad Intercultural del Estado de México, para ser traductora de lengua indígena al español e inglés en aquella nación, lleva 15 años en ese país. Tenejapa es uno de los municipios en extrema pobreza de Chiapas, ahí tiene sus raíces, donde se mezclan el incienso, el amargo olor a juncia, el vino blanco elaborado por los indígenas y la danza, cuenta que su infancia fue muy compleja, se ocupaba de la casa y sus hermanos, puesto que sus padres a lo suyo, en las aulas, eran profesores bilingües.

Afirma que creció en medio de las carencias, al igual que muchas familias indígenas de su localidad, su madre le puso el ejemplo de trabajo, de entrega y pasión por salir adelante, rompió con las costumbres de su grupo lingüístico, buscó la forma de triunfar y luchó hasta lograr el éxito.

Se dice afortunada por crecer en medio de los grandes ejemplos, su madre y su abuela, aprendió que lo más relevante era prepararse para el futuro, se ilusionó con alcanzar una profesión, la que consiguió, aunque comenta que fue víctima del desprecio, del enorme rechazo, el machismo enraizado y la enorme discriminación.

Cielo Gómez cuenta que había una marcada diferencia entre los niños indígenas y no indígenas, no se vinculaban en las escuelas, era fuerte la segregación, sufrió agresión, pero eso no le impidió buscar el éxito, arribó a la Unión Americana con la única mirada en el éxito.

Se convirtió en defensora de los derechos de los migrantes y ha acudido en representación de muchos de sus hermanos, de mexicanos de otros estados; “se cometen injusticias en los procesos en las cortes de los Estados Unidos, tenemos que conocer las leyes para saber defendernos”, expresa.

Dice que al ver en San Cristóbal de Las Casas que turistas de diversas nacionalidades hablan muchos idiomas se inspiró para trascender, le hizo superar la herencia ancestral de que la mujer tenía que ocuparse de la casa y no salir del círculo, también su hermano mayor hablaba inglés, y se dijo que ella había nacido para triunfar; en el año de 1999 terminó la preparatoria, en 2004 se graduó de la Licenciatura para Maestros de Inglés en la Universidad Autónoma de Chiapas.

Decidió emigrar a Estados Unidos, fue acompañada de su pareja, Tampa los recibió, se encontró con otros chiapanecos, cada vez descubrió que el grupo era numeroso, que habían llegado como ella, a triunfar, con la seguridad de que ninguna frontera la detendría hacia el éxito.

Se ha tenido que adaptar a un nuevo sistema de vida en los Estados Unidos, no deja de vivir con el temor por las políticas migratorias de aquel gobierno, pero las ha enfrentado. Migrar no es fácil, afirma, primero es resultado de la falta de oportunidades en el lugar de origen, segundo, porque siempre hay consecuencias.

Poco a poco se convirtió en una importante activista a favor de los derechos de los migrantes, cuenta que no deja de haber nostalgia por haber dejado su lugar de origen, familiares, pero le ha dado la vuelta a la página sabiendo que allá ha podido ayudar a muchas personas.

“Ha sido fundamental el trabajo para proteger a nuestros hermanos, a quienes a veces, aunque no hayan cometido delito o una falta administrativa, se le acusa, por cualquier asunto que pareciera no ser relevante, juntos todos, hemos hecho una comunidad muy sólida, nos defendemos y cuidamos, aunque no nos dejamos de preocupar”, añade.

En el Consulado Móvil de México en Orlando, Cielo Gómez ofreció sus servicios de voluntaria para llenado de documentos y traductora, abrió la Casa Chiapas en Tampa, desde el 4 de octubre de 2011, que se mantiene a través de donaciones económicas particulares, el propósito es coadyuvar a la unidad de la comunidad indígena.

En las elecciones locales del 19 de julio de 2015, Cielo Magdalena Gómez López, fue postulada candidata a diputada migrante al Congreso del estado por Movimiento Regeneración Nacional, y perdió ese puesto de elección con el candidato postulado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Roberto Pardo Molina, que tomó posesión en octubre de ese año y fue desaforado en diciembre, vinculado a proceso y luego desapareció esa diputación.

Cielo Gómez menciona que esa diputación local en el Congreso de Chiapas era un logro de los migrantes, una representación que ya se tenía, que estaba en sus primeras experiencias, la primera diputación fue en las elecciones locales del 2012 cuando ganó ese puesto Rhosbita López Aquino, por el partido Chiapas Unido.

Consideró que se culpó de algo que no tenían culpa a los migrantes del proceso de elección del diputado migrante, pero siempre los indígenas pagan las consecuencias de los tomadores de decisiones.

Gómez López es estudiante de maestría en Ciencias Políticas en la Universidad del Sur de la Florida, cree que en la medida en que esté más preparada podrá hacer un mejor trabajo a favor de los migrantes, sostiene que sigue fiel a sus orígenes pero no hay barreras que la limite a hacer el bien común; “los pueblos y comunidades siempre luchamos por salir adelante hasta alcanzar el éxito”, resalta.

A finales de julio estuvo en la Ciudad de México para recibir la certificación como traductora por parte del Inali, participó en los primeros días de agosto en el encuentro nacional de los pueblos indígenas y afromexicanos, luego se dio tiempo para estar en San Cristóbal de Las Casas y su natal Tenejapa.

Sostiene que los pueblos originarios no están bien representados, esperan todavía que se les haga justicia con los espacios públicos que les corresponden, esperan ser escuchados y mejor representados, advierte que en unidad y organización seguirán luchando para ganar un lugar en México a pesar de las discriminaciones.

Las mujeres pueden, las indígenas también, se me abrieron las puertas y estoy saliendo adelante

Foto: Isaí López


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales