¿Bailamos?


2017-10-23 07:08:51


¿Cuándo fue la última vez que se deleitó bailando? ¿Recuerda esa ocasión, lugar? ¿Qué ritmo de música fue? ¿Cuál era su estado de ánimo?



Voces ensortijadas/María Gabriela López Suárez

..

¿Cuándo fue la última vez que se deleitó bailando? ¿Recuerda esa ocasión, lugar? ¿Qué ritmo de música fue? ¿Cuál era su estado de ánimo? En esta entrega comparto algunas apreciaciones muy generales sobre el baile y cómo puede vincularse con nuestra vida cotidiana.

El baile ha estado presente desde hace muchos siglos en la historia de la humanidad, ejemplo de ello son las danzas, elementos característicos de las culturas antiguas como la griega, romana, egipcia, africana, prehispánica, edad media, renacentista… hasta llegar a la época contemporánea.

Bailar va más allá de ser  una persona experta, saber una coreografía o de conocer los pasos de determinado ritmo musical. Si se ha privado de darse la oportunidad de bailar porque le da pena que le vean moverse, siente inseguridad al no dominar ritmos de la música que le gusta escuchar o simplemente considera que no sabe bailar,  le comparto que bailar también implica soltarse, sentir la música, expresar sentimientos, disfrutar ese instante, dejarse llevar por los ritmos y no por lo que las demás personas opinen sobre su manera de moverse.

Además de lo anterior, debemos recordar que el baile, a través de la danza, es una manera de comunicarse con el interior de cada persona, de sentir-se, de expresar-se, se hacía desde los antepasados y continúa realizándose en la actualidad de distintas maneras. 

Recuerdo que hace alrededor de tres años leí sobre un taller de danzaterapia. Me pareció interesante, tuve la oportunidad de tomar algunas clases con la psicóloga Mariana Arrieta González y ahí me percaté la riqueza que implica danzar, bailar, representa un apapacho para nuestro ajetreo cotidiano, no sólo para nuestro cuerpo, también para nuestra mente, alma y corazón. 

La danza, el baile, es una terapia y una manera divertida, dinámica de poder volver por instantes una mirada a nuestro interior para escuchar-nos y tratar de descifrar qué necesitamos ahora. Para cada sentimiento hay movimientos con los que podemos expresarnos, la respuesta está en cada persona y cómo permite que la música conecte con su interior. Es una manera que permite canalizar el estrés, la ansiedad, la tristeza, la soledad y también de regocijarse si la alegría está presente.

Por supuesto que si tiene interés en ir perfeccionando sus movimientos hay muchas opciones para hacerlo, desde tutoriales en youtube, observar algunos bailes en las fiestas o reuniones a las que asista, observar danzas de culturas antiguas o contemporáneas, practicar en casa, escuela u otro espacio, con amistades, pareja, familiares y también puede tomar clases de baile del ritmo preferido. 

Le invito a tener siempre presente que bailar tiene significados muy bonitos;  nunca es tarde para animarse, para expresarse sintiendo la música y comunicando con el cuerpo, conectando con su  mente, alma y corazón. Así que para la siguiente ocasión que tenga el gusto, el ánimo, las ganas para bailar, no piense que no sabe, sólo baile…

 


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales