Las cascadas


2017-11-14 08:26:57


Que aparentemente se trata de un hecho natural, dicen los pobladores que día a día conviven con esa zona.



Elio Henríquez/Rotonda Pública

..

Sí, la repentina desaparición de la cascada principal de Agua Azul podría parecer a primera vista algo sin mucha importancia, pero no es así, ya que podría tratarse de algo muy profundo, un mensaje más claro de la acelerada destrucción del ambiente.

Obra de la naturaleza es ese oasis de Agua Azul, que ahora está amenazado por causas no precisadas todavía pero que deberían de llamar la atención de todos porque es (casi) inconcebible que aparentemente de la nada, de un momento a otro, se esfume una belleza natural de ese tipo.

La explicación de los propios pobladores de Agua Azul, que desde hace 41 años crearon el centro ecoturístico Cascadas de Agua Azul, a iniciativa del entonces gobernador Manuel Velasco Suárez, es que después del terremoto del 7 de septiembre pasado comenzaron a notar una disminución en el nivel de agua, porque la corriente arrastró un árbol y una pequeña isla que estaban al costado izquierdo del río, a la altura del sitio conocido como La Boquilla, creando un nuevo cauce, por donde ahora corre la mayor parte del agua.

Que aparentemente se trata de un hecho natural, dicen los pobladores que día a día conviven con esa zona. La explicación in situ es bastante convincente, pues son ellos los que han estado observando el desarrollo de este fenómeno.

Uno puede ver con su explicación, efectivamente, cómo al desaparecer la pequeña isla y el árbol en La Boquilla –el punto neurálgico de este dilema, por decirlo de alguna forma-  se formó un hueco, un desnivel que hizo que la corriente se fuera de ese lado, rompiera parte de un barranco y formara un nuevo cauce. Ahora el río forma una  “Y”, pero la  corriente está cargada del lado izquierdo.

Este dato es importante: El agua no desapareció sino que se reincorpora al río principal unos dos kilómetros más abajo. Lo que sí se observa es que el cauce anterior, por el que sigue bajando agua pero en menor cantidad –tal vez dos terceras partes menos—está azolvado.

Bien explicada, como lo hizo al autor de esta columna, Alberto López Urbina, presidente de la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul, la situación queda bastante clara, pero para eso es necesario estar ahí y ver el escenario personalmente.

Realmente, la explicación parece lógica, tal y como ven las cosas los pobladores que son los que han convivido con la naturaleza en esa zona desde hace muchos años.

Independientemente de cómo los lugareños han analizado lo que pasó, es evidente que expertos habrán de investigar por qué desapareció la pequeña isla y con ella el árbol que estaba ahí.

Lo que aparentemente sucedió parece algo simple, pero no lo es si se toma en cuenta que ese hecho modificó un escenario natural de muchísimos años al desaparecer La Golondrina, la cascada principal (otras más están en peligro de secarse también si continúa descendido el nivel del agua).

 


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales