Lo que cargo conmigo


2018-02-15 07:56:36


“Muchas de mis preguntas coincidieron en la misma respuesta: Me siento más segura.”



Intención/Isabel Araujo

..

San Cristóbal de Las Casas/San Cristóbal Press/15 deFebrero de 2018

Alguno de ustedes lectores, ¿han escuchado hablar de Bojack Horseman? Es una serie estilo caricatura para adultos. Quien la conozca debe recordar lo que estoy a punto de narrar y quien no pronto se enterará…

Para no alargarme mucho y entrar detalles, resumiré básicamente el origen del tema de hoy. Capítulo cinco, temporada cuatro, Diane tiene en sus manos por primera vez en toda su vida una pistola, la sensación comienza a gustarle, tanto al grado de compartirlo en su blog, explica lo segura que se siente con ella, tanto como un hombre caminando por la calle, todas las chicas de la ciudad comienzan a adquirir licencias para portar armas y lo que para muchos era una moda, ellas lo adoptan como una rutina, no más miedo a salir sola a las calles; Pero… las cosas comienzan a ponerse extrañas, una sensación de autoridad se apodera de ellas y los hombres comienzan a tener miedo, el mismo miedo de ellas anteriormente. “Ya no me siento seguro saliendo a las calles” – dice un hombre de la ciudad. Al final, terminan prohibiendo el uso de las armas y todo regresa a “la normalidad”.

Por muy bizarro que fue ese capítulo, dejó en mi “una espinita”. Eso no es algo que probablemente pasaría, ¿pero qué tal algo similar?

Desde hace un año, adquirí un gas pimienta que la mayoría de las veces cargo conmigo, después de tener una mala experiencia y no saber cómo actuar, pensé que “eso” me sería de mucha ayuda. Algunas de mis amigas y conocidas también tienen uno o un taser (esos aparatos que te paralizan con una descarga eléctrica) y si, todas coincidimos en el “me siento más segura llevándolo conmigo”.

¿Cuál es la necesidad de llegar a tales extremos? Bueno, es fácil responder si te pones a revisar las noticias mínimo del mes pasado, todos los hechos sucedidos en la capital el estado, el país, el mundo, a la vuelta de la esquina, lo que le pasó a tu vecina, amiga, conocida, contacto de Facebook, etc.

Es por protección, es por salir a hacer lo que tengo que hacer e ir preparada para lo que pueda suceder. Un amigo me dijo una vez, “¿Y qué pasa si el tipo trae una pistola? Un gas no va a defenderte de mucho” Quizá no, pero de algo puede servirme, por mínimo que sea, cuando voy por las calles, especialmente de noche, mi mente comienza a crear una historia… ¿Cómo debo usarlo? ¿Qué tanto debo dejar que se acerque? Para luego rociarle el gas justo a los ojos. Me da tiempo de golpearlo en los bajos y correr, correr tan rápido como pueda y tal vez pedir auxilio. Pero, ¿y si son más de uno? Y si como dijo Alex, ¿tiene una navaja o pistola y me ataca antes de poder usarlo?

(…)

Haciendo a un lado una postura feminista, pero recalcando que es una realidad; los hombres no tienen ni idea de lo que nos pasa por la mente cuando caminamos solas, en calles un tanto solitarias, en la noche, a mediodía, en cualquier momento. Si un gas pimienta logra darme más confianza de mi lenguaje corporal y así logro una postura más “valiente” ante un posible agresor, me da más seguridad al transitar sola, lo uso, lo compro, lo cargo conmigo, porque a estos extremos tenemos que llegar.

Ver y tomar clases de defensa personal o usar el objeto que tengas a mano para poder atacar a alguien antes de que lo haga contigo. Y así, la situación continuará empeorando y el uso de armas legales termina siendo opción para salir a la calle.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales