¿Y tu como quieres hacer tu vida?


2018-02-19 10:19:49


Pers/Personalidad/Rasgos/Normalidad/Patológica



Psicoterapeuta María Izquierdo

..

 

En primera instancia se puede mencionar en como el ser “pensante” va respondiendo según los rasgos de la personalidad en la psique de cada sujeto, desde un nivel de temperamento, de rasgos y características en la persona, la angustia como funciona en sus diferentes niveles, según el caso estudiado, así como lo neurológico puede influir en grandes variables de la  respuesta de la conducta del ser.

  Por ejemplo se conoce en la teoría neurobiológica, propuesta por Depu,  donde propone que los trastornos de personalidad tal vez se expliquen por el equilibrio entre los sistemas de emocionalidad negativa conocida como la noradrenalina, y las de emocionalidad positiva como las dopaminas y control de las serotoninas, la emocionalidad negativa abarca los afectos desagradables de la ansiedad, enojo, ira, odio y la impulsividad vinculada  con esos sentimientos; empero la emocionalidad positiva  se refiere a todos los afectos placenteros, de bienestar, seguridad, y también la impulsividad relacionada con esos estados afectivos, y el control sería una función encargada de contener tanto las respuestas  negativas como positivas, donde el control  cabe sobre el sistema dopaminérgico protegería al individuo de la búsqueda compulsiva de los efectos placenteros a través del alcohol, drogas, sexualidad y otras modalidades de experimentar placer.

  Fonagy formula el nacimiento del Self psicológico con una metáfora del pensamiento cartesiano, “Mi cuidador piensa que yo pienso, por tanto, yo existo como ser pensante”, igualmente Mahler hace alusión que el yo de la madre se lo presta simbólicamente al niño para formar su propio yo.

  Los individuos que sufren maltrato infantil pueden inhibir de modo defensivo su habilidad para mentalizar con el objeto de evitar pensar que su cuidador quiere dañarlos, algunas características de  estos rasgos  de personalidad límite están enraizados en los problemas de eventualidad, y el efecto terapéutico del tratamiento desde al óptica del psicoanálisis, depende de su destreza mismo del tratamiento dentro del setting terapéutico, para activar las habilidades de los pacientes, con el propósito del darse cuenta de los estados mentales del si mismo y el de los otros, que están dentro del campo circundante; lo llamo Fonagy, desorganización y disfuncionalidad del Self y se caracteriza por una alteración de identidad ocasionada por el Self ajeno, alien self, en donde produce, problemas para la regulación afectiva y el autocontrol de  la emocional con sensación de vacío, impulsividad, inestabilidad emocional. Dando como resultado una distorsión en la prueba de  la realidad.

 Freud, 1936, hizo alusión que una persona selecciona diversos mecanismos de defensa, los cuales son de forma natural de los rasgos de carácter, reactivándose en situaciones que recuerden a la original y la persona puede buscar o inducir situaciones que justifiquen los mecanismos de defensa, como ejemplo el mecanismo de identificación con el agresor, repitiendo de alguna forma el rasgo sádico que quedo catetizado en una parte del sujeto. Ya hablado de un Psicoanálisis mas contemporánea, enumera Kenberg, 1994 donde los mecanismos de defensa pueden quedar de la siguiente manera:

Per. Normal; las defensas quedarían en el humor, supresión y sublimación.

Per. Neurótica; se correlacionan como por ejm, represión, anulación, proyección, aislamiento, vuelta contra si mismo, intelectualización y racionalización.

Per. Limite; puede relacionarse con el trastorno histriónico, limítrofe, narcisista y antisocial de la personalidad. 

  Me gustaría concluir este escrito donde algún día llego un gran pensador llamado Aristóteles, sobre que el hacía alusión que todo ser vivo necesita de otro en su medio para relacionarse, enunciando “somos seres sociales”, “tenemos alma”, necesitamos de relaciones objetales, donde el amor mismo hace que el eros viva día a día de nuestros días.. ya que la pulsión de tanathos nos corrompe y hace que los seres humanos sigan el camino de la destrucción, que esta noticia no es nueva, ya que si observamos el mundo en si, el ser humano esta destruyéndose, no nada mas a su propio ser, ya que se destruye así mismo y a los otros, como si la píldora, u oxigeno de vida fuera con una vicisitud con los sentimientos de muerte, donde el perverso moral, busca a sus victimas, para salirse con la suya, donde la sociedad misma, puede ser que no se haya preguntado realmente, si estamos envueltos el  juego mismo de este fenómeno, ya que algunos sujetos pueden estarse identificando con el agresor, y actúan sin consciencia, sin juicio de cuestionarse si algún día fueron víctimas de un acoso moral, donde el maltrato psicológico, puede yacer en los actos mismos, y dejar de sentirse empático con los otros..

  Algún día C. G. Jung, enuncio que hay que reconocer a la sombra misma, ya que solo identificándola, puede hacer los cambios que necesite, para que el eros de la vida misma, nos alumbre en cada uno de nuestros actos.

Una buen a pregunta podría yacer en ¿eres la metaforización de la perdida de un objeto de amor? O, solo seguimos el acto compulsivo a la repetición.. (S. Freud)

  Hacer Psicoterapia y trabajar en el propio análisis de cada uno como sujetos, puede hacernos conscientes de si estamos viviendo dentro de la violencia perversa de la vida cotidiana; o hacemos algo para cambiarlos como seres humanos afectivos y necesitados del la pulsión del amor, eros y vida..

¿Y tu como quieres hacer tu vida?

Bibliografía:

“Trastornos de la personalidad en niños y adolescentes”

“El acoso moral” Marie-France Hirigoyen”

“Psicoterapia Focalizada en la transferencia para pacientes Limítrofes” David N. Lopez Garza.

“La personalidad normal o patológica” Jean Bergeret.

 


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales