Cronos… incesante


2019-10-07 13:10:42


Sintió el airecillo característico de octubre, también percibió el aroma cercano del Día de Muertos y por supuesto, de fin de año



Voces ensortijadas/María Gabriela López Suárez

..

Sintió el airecillo característico de octubre, también percibió el aroma cercano del Día de Muertos y por supuesto, de fin de año

Voces ensortijadas María Gabriela López Suárez 07 de Octubre de 2019

La Redacción/San Cristóbal  de las Cas/San Cristóbal Press/a 07 de Octubre de 2019.-Rita tomó un respiro luego de terminar su clase de baile. La sesión había sido intensa, pero las integrantes de su grupo y ella disfrutaban al máximo la hora que tardaba la clase. Tomó su bolsa, se despidió de sus compañeras y salió rumbo a casa.

Decidió caminar de regreso a su domicilio, el atardecer aún se percibía. Sintió el airecillo característico de octubre, también percibió el aroma cercano del Día de Muertos y por supuesto, de fin de año. Observó que en varios comercios estaba presente la decoración alusiva a estas fechas.

Mientras iba centrada observando esos detalles la noche hizo su aparición. El cielo se cubrió de nubes, las estrellas comenzaron a mostrar sus destellos y la Luna se dejó contemplar. Rita recordó esa frase tan certera, de las lunas, la de octubre es la más bella.

Entre el airecillo, las decoraciones de las tiendas y el paisaje nocturno del cielo, se quedó pensando que nuevamente el año casi estaba llegando a su término. Recordó las experiencias vividas, los aprendizajes, los encuentros, desencuentros, las aventuras fortuitas que solía vivir por animarse a aceptar invitaciones de sus amistades o por decisión propia. Cada aventura era un oportunidad para no quedarse con ganas de participar, en las actividades que le llamaban la atención.

Faltaba poco por llegar a casa, decidió pasar a comprar a la panadería que le quedaba en camino. Para no perder el ritmo del tiempo, también en la panadería ya estaban a la venta panes con figuras decorativas de Día de Muertos.

Hizo una pausa. Se sentó en una banca del parque que estaba cercano a la panadería y se dispuso a degustar una banderilla. Alzó la vista, las nubes se movían rápidamente. La gente seguía su ritmo… algunos aprisa, otros a un paso descansado, unos más bailando, sonriendo… Lo cierto es que cada quien iba en su mundo.

Mientras tanto, esa tarde, Rita se había acordado que el ritmo del tiempo es continuo… cronos… incesante.

La vida es aquí y ahora, pensó para sí, mientras su vista se posaba en el paisaje nocturno que estaba sintiendo y viviendo. Terminó de comer su banderilla, se sacudió las migajas que quedaban y prosiguió para su camino a casa.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales