El Derrumbe del Cuerpo*


2017-04-09 22:52:21


“si eres, mujer va viendo como una violencia de la muerte del cuerpo del deseo, comienza implicar el derrumbe del cuerpo libidinal”



Psic. María Izquierdo

..

Se dice que con el tiempo todo cambia, a veces cuando escuchamos esta frase pareciera que uno contestara en automático, algo similar cuando te amarras las agujetas y de pronto estas de pie caminando, cuando después de atarlas concientizas esta acción, ya te encuentras en otro lugar varado, creo que algo similar es cuando te miras en el espejo y comienzas a ver todos esos cambios que han sucumbido en tu cuerpo, ahora es distinto ya ha pasado el tiempo y las formas han cambiado.. ha envejecido, si eres mujer va viendo como una violencia de la muerte del cuerpo del deseo, comienza implicar el derrumbe del cuerpo libidinal, como el sostén del deseo del otro.. así es el declive del sentimiento narcisista y tal vez con ello su seguridad de estima.

El dolor psíquico comienza estar presente ya que ha cambiado de ser como el objeto del deseo, el dolor ha hecho sus trazos desde su función como femineidad, mediante el sufrir la transformación de su cuerpo, humor, sangrado, parto, menopausia, todo ello ha sido un proceso de huellas mnémicas en su inconsciente, donde el dolor fecunda en su ser, dado a esto cada vez tiene que hacer una re significación a su presente.

La madre en su papel, va ayudándole al otro, en este caso el infante a ir formando una conceptualización de su ser, su función del yo, donde el placer y displacer entran en un juego, para re significar todo aquello que contenga dolor, donde el trabajo siempre está presente en la psique, donde Freud puntualiza, (1940) que ante toda nueva deducción estamos precisados a traducirla a su turno, al lenguaje de nuestras percepciones, del que nunca podemos liberarnos.. Lo real objetivo permanecerá siempre “no discernible, lo que orienta nuestras percepciones, es, finalmente el placer-displacer derivados de ellas.”

Decía Freud que la mujer tendría envida de pene, que investiría a esa falta de pene cuando tuviera un hijo con pene, donde la re significación sería distinta y el hijo cumpliría tal vez ese deseo fantasmal de la madre, donde la heterogeneidad y el Edipo, re nombrarían un amor, donde el deseo de el, ahora sucumbe con nuevas mujeres similares como la madre, así mismo la representación del cuerpo esta introyectada de un self, catectizada en la relación madre e hijo, un nuevo representante del falo, donde en la mujer, el duelo por la pérdida del objeto-cuerpo conduce a la mujer a poner toda su libido en la investidura narcisista corporal donde el daño moral de sus pulsiones sexuales, Sabemos que la investidura narcisista puede utilizar como sustratos más insólitos; la mujer es capaz de encontrar poco a poco esta integridad narcisista, ya que cuando ella se sabe amada a pesar de su falta, puede acceder a una investidura narcisista mejor lograda, pues con el amor del otro obtiene algo que en su inconsciente equivale a la posesión de un falo, todo ello imaginario, es simbólico invistiendo su yo-corporal, se piensa bella y deseable.

En conclusión a la femineidad, puede ser que el declive del cuerpo en la madurez, en el psiquismo femenino se opera la reactivación de un duelo originario que representa la perdida, más allá del cuerpo biológico, del cuerpo físico como soporte del deseo del otro, donde ahora la belleza misma puede quedar invistiéndose de sus logros intelectuales, donde la plenitud está en sus propios conocimientos, así lo que ha hecho a lo largo de su vida, donde el atractivo cambia de forma.. siguiendo estando en una forma.. la forma misma.. de un nuevo mirar.. 

 *Derrumbo del Cuerpo de Maria A. Torres, Piscoanalísta del Círculo psicoanalítico Mexicano.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales