Marychuy


2017-05-31 08:06:12


Esta iniciativa ha despertado mucho entusiasmo en algunos sectores porque puede convertirse en algo diferente a los partidos políticos



Elio Henríquez Rotonda Pública

..

Marychuy

El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dieron ya el primer paso para participar en las elecciones de 2018 al designar al llamado Concejo Indígena de Gobierno (CIG) de México, y a María de Jesús  Patricio Martínez como su vocera y futura candidata independiente a la presidencia de la República.

Esta iniciativa ha despertado mucho entusiasmo en algunos sectores porque puede convertirse en algo diferente a los partidos políticos que sólo buscan el poder y los millonarios recursos económicos de las prerrogativas que salen de los impuestos que todos pagamos.

De esta forma ambas agrupaciones, identificadas principalmente con los pueblos indígenas, se han adelantado en la parte mediática porque en teoría es la primera aspirante a candidata formal, ya designada, que inicia el proceso, aunque desde luego se da por hecho que el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, será su abanderado presidencial, aunque por los tiempos electorales no puede oficializarlo (no faltará quien piense que podrían descalificarlo por actos anticipados de campaña).

El siguiente paso no parece fácil, pero tampoco imposible: Juntar más de 800 mil firmas en cuatro meses en un poco más de la mitad de los estados del país para que pueda ser registrada oficialmente como candidata independiente a la presidencia de México.

Su candidatura sería inédita y le daría al proceso electoral un toque diferente con una propuesta alejada de las tradicionales de los partidos políticos que sólo buscan el poder sin pensar en las transformaciones de fondo en el país.

Postular a una mujer indígena tienen muchas connotaciones: representar los orígenes de esta Nación, a los más pobres y olvidados, a los excluidos, a las mujeres doblemente oprimidas: por ser mujeres y por ser indígenas; darle rostro a los indígenas, a las mujeres además de visibilizar una serie de problemas.

Lanzar la candidatura de una mujer indígena haría un contraste muy marcado porque la clase política y económica del país, aliada al capital internacional, ha profundizado el saqueo de los bienes que son de todos y se enriquece a costa del sufrimiento de la gran mayoría de mexicanos; cuando la desigualdad social crece cada día; cuando la riqueza se queda en unas pocas manos.

 

El éxito o el fracaso de esta candidatura, si es que en su momento se concreta, no dependerá del número de votos que obtenga en las elecciones del próximo año sino de cuánto logre articular a pueblos, grupos, personas, colectivos, comunidades, etcétera, para conformar un movimiento nacional que tenga la fuerza suficiente para empujar hacia el cambio que necesita urgentemente el país.

 

Dependerá de cuán lejos llegue su mensaje de denuncia acerca del despojo de que es víctima el pueblo mexicano, particularmente los pueblos indígenas cuyos territorios están siendo arrebatados por empresas trasnacionales, por empresarios y/o políticos voraces que no tienen llenadera; de cuánto impacto en la sociedad nacional tenga el mensaje de que existe una guerra declarada contra los de abajo.

 

Desde el principio ha quedado claro que lo que se busca en parte con esta eventual candidatura es visibilizar durante la campaña presidencial los esfuerzos y las luchas que en distintas regiones del país llevan a cabo diferentes sectores.

Conocida como Marichuy, la eventual candidata de origen nahua tiene poco más de 50 años, originaria de Tuxpan, Jalisco y por muchos años se ha decido a practicar la medicina tradicional.

Algunas personas tal vez esperaban que la vocera del CIG de México fuera chiapaneca, pero ello implicaba un poco como encajonarse a esta entidad por el origen y arraigo del EZLN cuando de lo que se trata es expandir y ganar presencia en otras regiones del país.

Desde luego que no hay que centrar las miradas sólo en ella sino en el CIG que está conformado por delegados de todo el país y del cual será vocera, aunque por ser la eventual candidata es quien llama la atención.

Probablemente Marychuy no ganaría las elecciones –a menos que algo extraordinario pasara en este país surrealista- porque sería una contienda desigual tomando en cuenta los ríos de dinero que usarán los partidos políticos y las estructuras de gobierno para comprar votos y conciencias, pero su presencia refrescará el ambiente político y sobre todo las campañas presidenciales.

Habrá que esperar para saber cómo funciona esta nueva iniciativa nacida en el seno del EZLN, que a lo largo de más de dos décadas ha lanzado diversas propuestas, no siempre con el éxito esperado ni deseado.

Picotazos

Vaya desde este espacio un agradecimiento a Octavio Coutiño Niño y Marco Antonio Flores, jefe de la Jurisdicción número 2 y director del hospital de las Culturas, respectivamente, así como al médico Oscar Moreno y otros empleados de ese hospital por la buena atención que le dieron Germánn Henríquez Avendaño el pasado domingo, luego de sufrir una lesión en un pie durante un encuentro deportivo. Gracias de nuevo… En algunas escuelas de comunidades de municipios indígenas de los Altos de la entidad no se respeta la disposición de las autoridades educativas de prohibir la venta de las llamadas chucherías o frituras, pues resulta que los maestros se turnan y llevan bolsas para vender a los alumnos sin que nadie les diga algo, y claro, los niños, en su mayoría, felices… Por enésima ocasión, integrantes de la Organización Campesina Emiliano Zapata Región Carranza (OCEZ RC) instalaron un plantón en la plaza catedral de San Cristóbal para demandar el retorno de 200 familias desplazadas de tres municipios por conflictos agrarios y la compra de tierras por un valor de 500 millones de pesos. Este grupo ha sido el que más ha usado esa plancha en los últimos ocho o diez años para visibilizar sus demandas. A ver cuánto tiempo se quedan esta vez.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales