Fox no se fue “limpio”


2017-07-07 07:38:06


A pesar del equipo de seguridad que lo rodeaba, un ciudadano logró increpar el pasado miércoles en San Cristóbal de Las Casas al ex presidente panista Vicente Fox Quesada.



Elio Henríquez/Rotonda Pública

..

A pesar del equipo de seguridad que lo rodeaba, un ciudadano logró increpar el pasado miércoles en San Cristóbal de Las Casas al ex presidente panista Vicente Fox Quesada, quien defraudó a millones de mexicanos que en 2000 creyeron en él, luego de su discurso de que sacaría de Los Pinos a las “víboras negras y tepocatas” en alusión a los priístas que habían detentado el poder durante 70 años ininterrumpidos.

“Fallaste. Pudiste matar al PRI y lo dejaste vivo”, le dijo el hombre. “Mataste la transición con tu inutilidad. Fuiste cómplice con ellos; es una lástima porque yo voté por ti en el 2000”, le refregó al tiempo de recriminarle que sigue paseando con dinero de los mexicanos. Fox Quesada se cruzó de brazos y lo escuchó casi impávido.

Fue la voz de un solo hombre, arrepentido por haberle dado su voto hace 17 años, que representó a miles o millones de mexicanos descontentos y decepcionados por el mal desempeño de Vicente Fox como el primer presidente de la República no priísta.

Muchos mexicanos querrían decir al expresidente lo que este hombre le dijo mientras recorría un mercado de artesanías en la ciudad coleta, pero no todos tienen la valentía porque anda rodeado de guaruras pagados con el erario público o porque no han encontrado la oportunidad.

Como Fox Quesada, otros expresidentes y exgobernadores deben de saber que no están a salvo de que algún ciudadano los increpe y les recuerde que no hicieron bien su trabajo por el que cobraron –o se llevaron- muchos millones de pesos.

Qué bueno que haya alguien que les diga la verdad porque del círculo cercano en el que se mueven estos exmandatarios seguramente sólo tienen loas para ellos con tal de quedar bien, pues aún sin tener cargo alguno tienen mucho poder. Deben de saber, además, que no pueden caminar libremente sin que alguien es recuerde que defraudaron a mucha gente que en algún momento confió en ellos.

Contrario a lo que ocurría hace algunos años, ahora es relativamente fácil difundir profusamente una información como la originada en San Cristóbal de Las Casas, no en el Rancho San Cristóbal (Guanajuato), donde vive Fox Quesada, por lo que la noticia le dio la vuelta al mundo rápidamente.

Después del episodio es probable que el expresidente no regrese a San Cristóbal o si lo hace lo hará de manera muy discreta, y posiblemente le costará olvidar la recriminación del hombre que se lo encontró cuando paseaba tranquilamente.

Por cierto, ¿será coincidencia la presencia en Chiapas de Fox Quesada, de su correligionaria y precandidata panista a la presidencia de la República Margarita Zavala, y del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong?

Los tres estuvieron el miércoles en Chiapas. Vicente Fox estaba desde el domingo; Zavala llegó ese día a la capital del estado en busca de apoyo para su candidatura, cada vez más desdibujada, apoyada con todo por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, su marido, el poder tras el trono, el hombre de la guerra, responsable de miles de muertos y desaparecidos en este país. A los dos panistas no les fue tan bien en Chiapas.

Lo contrario ocurrió con Osorio Chongo que tuvo un acto a modo para seguir en campaña con la facilidad que le da el cargo y pudo lucirse entregando actas de nacimiento, documento indispensable para los mexicanos.

De algún modo, los tres están en campaña –Fox para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia de la República porque, entre otras cosas, le quitará la millonaria pensión-, pero al que le fue mejor fue al responsable de la política interna del país.

Y es que el ambiente electoral está cada vez intenso a pesar de que no son los tiempos legales. El diputado coleto por Chiapas Unido, Mariano Díaz Ochoa, por ejemplo, participó el miércoles en un acto con mujeres organizado por el dirigente estatal de ese partido y presidente de la fundación llamada Amigos de Migue, Miguel Angel Córdova Ochoa. La pregunta que se hicieron algunos cuando lo vieron en ese acto fue: ¿Mariano se postulará por Chiapas Unido a la alcaldía de San Cristóbal? El cuestionamiento queda en el aire porque es de sobra conocida su estrecha relación con el presidente del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar, dirigente del Verde.

Es en este mismo escenario en el que el pasado lunes tomó posesión como nuevo secretario para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Roberto Aquiles, quien muy poco tiene que ver con los pueblos originarios, pero se entiende que Dagoberto Hernández Gómez ya no era útil para los fines electorales que buscan quienes deciden los cambios.

Claro, el ex alcalde de Chamula tampoco hizo un trabajo ni siquiera medio rescatable, pues una parte de su tiempo la dedicó a colocar a sus familiares en la dependencia y a despedir a muchos trabajadores.

Aparte de enfocar sus baterías al fortalecimiento de una estructura electoral para beneficiar a quienes lo pusieron en el cargo, Aquiles seguramente generará más conflictos en la Secretaría porque buscará colocar a su gente y para ello tendrá que despedir personas, empezando con los familiares de Dagoberto.

Picotazos

Vaya desde este espacio una felicitación al buen amigo Salvador Camacho Corzo, que ayer cumplió 64 años de edad. Camachín, como es conocido popularmente, es uno de los mejores locutores de Chiapas, con una voz privilegiada, lleno de alegría y buen humor. Desgraciadamente, su cumpleaños lo pasó en un hospital de Tuxtla Gutiérrez debido a complicados problemas de salud que lo aquejan desde hace algunos meses, lo que ha ocasionado que sus miles de admiradores lo reclamen cada vez con mayor insistencia frente al micrófono de Suprema Radio. El mayor deseo de esta Rotonda Pública es que mejore su salud y pronto regrese a hacer lo que muy bien sabe hacer: divertir y entretener a su numeroso público… Con la finalidad de seguir promoviendo la rica y variada gastronomía chiapaneca, la noche del pasado miércoles fue abierto en San Cristóbal el restaurante Las Pichanchas, como resultado de una alianza comercial entre el propietario de ese nombre, Enrique Esquinca, quien hace 41 años abrió el primer negocio en Tuxtla Gutiérrez y se ha hecho famoso con el ya conocido: “¡Sale pumpo!”. En el caso del establecimiento abierto en la antigua Ciudad Real, la alianza se concretó entre su hija Ivonne Esquinca y la familia Martínez Pedrero, dedicada desde hace muchos años a actividades turísticas. Al restaurante, ubicado en el centro de San Cristóbal, se le augura mucho éxito por todo lo que ofrece y por la fama que ya tiene el nombre. Enhorabuena.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales