Intención


2017-07-19 05:54:37


La profesora dio instrucciones, todos debíamos observar fijamente cualquier punto del auditorio. Comenzamos a caminar en todo el escenario, cuando ella diera la señal debíamos detenernos y observar.



Isabel Araujo/ Un ejercicio del taller de teatro

..

Un ejercicio del taller de teatro

Isabel Araujo 

La profesora dio instrucciones, todos debíamos observar fijamente cualquier punto del auditorio. Comenzamos a caminar en todo el escenario, cuando ella diera la señal debíamos detenernos y observar.

 Así fue, yo me detuve en el proscenio, extremo izquierdo, de perfil; mi mirada se quedó fija en una bocina que se encontraba en la parte de arriba, a unos metros del telón, una bocina como cualquier bocina, común y corriente, rectangular, negra y grande. Lo primero que pensé fue: “¿servirá? nunca me he percatado de ello.” Enseguida pensé en el ejercicio que realizábamos. ¿Qué punto fijo verán mis compañeros? ¿Qué pensarán ellos? ¿Alguien se preguntará lo mismo?

 Lo único que se escuchaba era la voz de la profesora, nos decía que inhaláramos, que luego exhaláramos, que no dejáramos de observar lo que sea que observáramos. Dejé de escuchar su voz y mi mirada bajó, ahora veía la pared de madera. Pensé: “estoy haciendo trampa, debería ver el punto fijo del principio, ahora veo otro”, pero no pude evitarlo, pues cuando vi la pared a mi mente llegó un recuerdo. Damián, vocalista de Sak Tzevul (para quienes no sepan, son una banda de rock en tsotsil) entró al auditorio para revisar el lugar y el equipo de sonido, pues iban a presentarse al día siguiente en un evento de la universidad. Dijo que las paredes de madera eran perfectas, pues gracias a eso el lugar tenía buena acústica. Luego de eso, recordé que quizá fue un poco grosero al vernos ensayar en aquella ocasión y no decirnos mínimo “hola”, - respiren lento – oí decir a la profesora, olvidé la pared y a Damián, mi vista regresó a la bocina.

 Perdí la noción del tiempo, no sentía las manos ¡lo juro! No las sentía, moví mis dedos un poco para rectificar que aún tenía las manos pegadas al cuerpo; si, ahí estaban, frías, un poco sudorosas pero las dos estaban ahí. Ya no sabía cuánto tiempo llevábamos todos así, de vez en cuando la misma voz que decía “inhalenexhalen” se escuchaba. Me parece increíble que el cerebro humano haga eso, que pueda mantenerse así por un largo rato y que pueda pensar mil cosas a la vez. O a lo mejor solo lo hace mi cerebro, a lo mejor se desespera por ver un punto fijo por mucho tiempo y recuerda cosas que normalmente no recuerda, piensa en personas más detenidamente de lo normal e imagina, imagina muchas cosas que desearía pasarán, cosas posibles en mis ambientes cotidianos o cosas imposibles que sólo los libros o películas muy bien producidas podrían mostrar.

 Ya quería dejar de observar la bocina común, corriente, rectangular y negra. Pero no podía, literal, no podía pues de eso se trataba el ejercicio. 

Recordé que necesitaba a alguien para hacerle una entrevista.

 Existía silencio absoluto. 

¿Rafa estará pensando en el monólogo como yo? 

Bocina otra vez. 

¿Cuántos de los que estamos en el taller se quedarán? ¿Cuántos de ellos se hartarán y no volverán?

 Cerré los ojos, ya no podía verla. El silencio se interrumpió cuando la misma voz dijo: “sonríanle a su corazón”. Me dio nostalgia y aún con los ojos cerrados, tenía la sensación de que se habían llenado de agua. A punto de explotar en llanto, lo que no entendía era el por qué. ¿Qué era eso que me hacía sentir así? 

“Qué oso que me vean llorar, nunca me ha gustado llorar en público” fue lo último que pensé antes de abrir los ojos. La bocina continuaba en su lugar, por supuesto, ¿cómo iba a a poder moverse? Siempre estuvo ahí, estaba sólo para que yo la observara.


San Cristóbal PRESS

Periodismo digital plural e incluyente
En una sociedad dividida, el respeto a las diversas formas del pensamiento es determinante.
Copyright © 2017 - 2018 sacristobalpress.com

Contacto

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
(01) 967-107-57-87
sancristobalpress@gmail.com

Redes Sociales